23 MAGNÍFICAS VENTAJAS QUE APORTA LA LECTURA Y QUIZÁ NO SABÍAS

Quizá no haya nada que enriquezca más a la mente humana que una lectura de su agrado. Actualmente con las tablets y smartphones, leer es más rápido y fácil que nunca. No obstante, todavía existe una gran diferencia entre la lectura y la lectura de libros. Aunque de forma generalizada los niveles de lectura van en aumento, la calidad de esta se encuentra en un profundo declive.

Está claro que leer nuestro muro de Facebook o el timeline de Twitter, no es lo mismo que leer a Tolstoy o Dumas. Por ello, y para aumentar los ánimos frente a la lectura, aquí os dejamos 23 razones de por qué este hábito enriquece, de forma considerable, al ser humano:

1. Leer una novela aumenta la función cerebral durante días

beneficios_lectura_1
Una investigación de la Universidad de Emory ha encontrado que la lectura de un libro puede aumentar la conectividad en el cerebro, que hace que los cambios neurológicos actúen como memoria muscular.

2. Ayuda a prevenir enfermedades como el Alzheimer o la demencia

beneficios_lectura_2
El aumento de la función cerebral también es útil para otras cosas. Diversos estudios han demostrado que los adultos que participan en pasatiempos que estimulan el cerebro, como la lectura, tienen menos probabilidades de padecer Alzheimer. El cerebro es un órgano como cualquier otro, y así como el ejercicio fortalece el corazón, la lectura fortalece el cerebro.

3. Nos ayuda a reducir el estrés

beneficios_lectura_3
¿Das paseos o escuchas música para relajarte?. La Universidad de Sussex piensa que tendríamos que leer para eliminar el estrés. Durante las pruebas que llevaron a cabo, la lectura era la forma más eficaz en que los participantes fueron capaces de derrotar al estrés, consiguiéndolo solo en 6 minutos.

4. Puede ayudarnos a dormir mejor

beneficios_lectura_4
Leer un libro es una de las maneras más eficaces para calmar nuestra mente y ayudarnos a dormir. Se ha encontrado que las luces brillantes de los objetos electrónicos indican al cerebro que es hora de despertar. La lectura de un libro bajo una luz tenue, tiene el efecto opuesto, poner nuestro cerebro en modo de descanso.

5. Leer te puede hacer más empático y sensible

beneficios_lectura_5
Si leéis es más probable que seáis capaces de empalizar mejor con la lucha de otras personas. Un estudio demostró que la pérdida de nosotros mismos mientras leemos una obra de ficción, puede aumentar la empatía hacia otros. La inteligencia emocional se traduce fácilmente a nuestras relaciones del mundo real de no ficción.

6. Los libros de auto-ayuda contribuyen a eliminar la depresión

beneficios_lectura_6

Está científicamente demostrado que ayudan a combatir la depresión en todas sus etapas. Después de un año de lectura de libros de auto-ayuda, los participantes del estudio se sentían mucho menos deprimidos que los que recibían un tratamiento médico normal.
7. Leer te hace más atractivo

beneficios_lectura_7
Un estudio confirmó recientemente la creencia de que ser (o parecer) inteligente nos hacer más atractivos hacia los demás. De hecho, es uno de los rasgos más valorados por las mujeres.

8. Leer te ayuda a fijarte metas u objetivos

beneficios_lectura_8
Leer sobre alguien que ha superado una serie de obstáculos en la vida puede animarnos a seguir su ejemplo. La Universidad Estatal de Ohio encontró que cuanto más nos sentimos identificados con un personaje, existen más probabilidades de tomar medidas en nuestra propia vida.

9. Las personas que leen son más cultas, inteligentes y eso es algo muy valorado por la sociedad

beneficios_lectura_9
Un estudio realizado por el Fondo Nacional de las Artes encontró que aquellos que leen son más propensos a involucrarse en todas las formas de la cultura.

10. Leer es tan terapéutico como escuchar música o ver películas

beneficios_lectura_10
Si estáis pasando por un momento difícil, la lectura es la manera perfecta para revivir experiencias pasadas y obtener nuevas perspectivas.

11. Está comprobado que las personas que más leen tienen una memoria superior

beneficios_lectura_11
Siempre que leéis un libro se crea una nueva memoria y ejercitamos nuestro cerebro. Siempre que se ejercita el cerebro, se crean nuevas sinapsis que ayudan a mantener una memoria aguda, permitiendo conservar un mayor volumen de información en nuestros cerebros. Esto significa que después de haberos leído todos los libros publicados de Juego de Tronos, es probable que tengáis la memoria de siete elefantes.

12. Leer te ayuda a incrementar tu vocabulario

beneficios_lectura_12
Cuando el personal del Hospital Rhode Island comparo el vocabulario “receptivo” (el numero de palabras que una persona entiende) de dos grupos de niños de 8 meses, encontraron un aumento del 40% en el grupo al que se les había leído. Aquellos a los que no, solo tuvieron un incremento del 16%. El mismo aumento de vocabulario puede verse en los adultos que leen habitualmente o no.

13. Leer te ayudará a escribir mejor

beneficios_lectura_13
La Universidad de California descubrió que cuando estamos leyendo un libro que nos apasiona, las habilidades de escritura del autor pasan a nosotros de forma inadvertida. Al igual que escuchar música puede afectar el estilo del músico, la lectura de un libro puede afectar nuestro estilo de escritura.

14. También nos ayuda a mantener nuestra forma física

beneficios_lectura_14
Los lectores son más propensos a hacer ejercicio que los que no leen de forma regular. Ellos pasan mucho más tiempo en el gimnasio y cuando hacen ejercicio, lo hacen durante más tiempo.

15. Los lectores tienen más posibilidades de mejorar el mundo gracias a sus conocimientos

beneficios_lectura_15
Además de mejorar nuestra propia vida, si somos lectores habituales podemos mejorar más fácilmente la vida de lo demás. Los lectores activos son tres veces más propensos a hacer obras de caridad que aquellos que no leen de forma regular. La lectura ofrece una forma de aprender acerca de los que están en peores condiciones que nosotros.

16. Los lectores poseen una mente más abierta

beneficios_lectura_16
Un estudio publicado en el Creativity Research Journal concluyó que los participantes que acababan de leer una historia corta, tenían menos necesidad de “clausura cognitiva” y se sentían más cómodos con la ambigüedad y las interpretaciones alternativas.

17. Nos ayuda a aprender idiomas más fácilmente

beneficios_lectura_17
Los estudios han encontrado que las personas que leen regularmente producen más materia blanca en el cerebro, un tejido vital en el aprendizaje, sobre todo en el aprendizaje de idiomas.

18. Los lectores son muy buenos escuchando

beneficios_lectura_18
Saber escuchar es vital en muchos aspectos de la vida y del mundo académico. Varios estudios han concluido que la lectura aumenta nuestras habilidades de escucha, haciendo que sea más fácil absorber el vocabulario y la gramática.

19. Los lectores son muy creativos

beneficios_lectura_19
Cuando los educadores de la Universidad Obafemi Awolowo incorporaron cómics educativos en las aulas de una escuela primaria, se dieron cuenta de que la mezcla de palabras e imágenes nutre un sano sentido de la creatividad. Esta creatividad resulta vital para que los niños sean capaces de resolver problemas en un futuro.

20. Ayuda a mejorar la relación entre padres e hijos

beneficios_lectura_20
Leer cuentos a los niños pequeños es una experiencia íntima para ambas partes. Los psicólogos creen que crea un vínculo especial a largo plazo.

21. Los lectores tienen más posibilidades de conseguir una situación económica estable

beneficios_lectura_21
Entre los adultos con el nivel de lectura más bajo, el 43% vive en la pobreza. Los lectores con las habilidades de alfabetización más fuertes, son mucho menos propensos a vivir en la pobreza, ya que solo el 4% vive por debajo de este umbral.

22. Los chicos jóvenes que leen por placer son mejores en la escuela

beneficios_lectura_22
Un estudio confirmó que los niños que leen por placer van mucho mejor en la escuela. Los lectores no solo hicieron más progresos en su vocabulario y ortografía, sino también en matemáticas.

23. Leer ayuda a rehabilitar criminales

beneficios_lectura_23
Un estudio encontró que los reclusos que aprobaron cursos de alfabetización estando en la cárcel, eran un 30% menos propensos a cometer crímenes después de su liberación.

FUENTE y FOTO: LAVOZDELMURO.NET

NOTA: TECNOLOGÍAS DASBIEN recomienda no quedarse con la información brindada en esta presentación; recomendamos al amigo lector investigar más, revisar libros, revistas, publicaciones científicas, entrevistas a profesionales, expertos en el tema y enriquecer más su conocimiento sobre el tema; y también si es posible compartirlo con otras personas.

12 MOMENTOS EN LOS CUALES APROVECHAR PARA LEER

Siempre hay un buen momento para leer esos libros que te han enganchado o que dejaste por determinadas circunstancias y que quieres volver a retomar. Quizás vivimos en un mundo en el cual las excusas, en cuanto a la lectura, están a la orden del día. Que si no tenemos tiempo para leer, que si leemos pero no leemos libros, que si preferimos ver la película o que si estamos enganchados a las series de televisión. Excusas o decisiones que en muchas ocasiones tienen como principal sacrificada la lectura de libros.

La lectura es clave en el desarrollo educacional, personal y emocional de las personas

El España4 de cada 10 personas dicen no haber leído ni un solo libro en los últimos doce meses. Cifra preocupante, aunque bien es cierto que podía haber sido peor. El otro día escribimos sobre el reto de leer 100 libros en un año. Reto en el cual hay que sacar tiempo hasta debajo de las piedras (ya salió la excusa del tiempo), tiempo que es invertido (sin lugar a dudas) en nuestro desarrollo educacional, personal y emocional.

Hoy queremos compartir una muy buena ilustración de Lara Romero (genial ilustradora) en la cual se mencionan los momentos en los que poder sacar algo de tiempo para dedicar a la lectura. Aunque seguro que ya les estás sacando provecho a estos momentos no viene nada mal recordarlos y tenerlos en cuenta, e incluso tratar de ampliar la lista comentando vuestros lugares y momentos favoritos para leer. Estos son los 12 momentos de lectura:

  1. Al despertar. Siempre vamos con la hora muy justa al levantarnos (nos gusta aprovechar hasta el último minuto en la cama), pero si ponemos el despertador un cuarto de hora antes podremos sacar unos valiosos minutos antes de poner un pie en el suelo. Luego está la opción del fin de semana en la cual nos podremos quedar más de quince minutos leyendo nuestros libros.
  2. En el metro. El transporte público es uno de esos momentos en los cuales más se lee al cabo del día, sobre todo si vives en una gran ciudad en la cual los desplazamientos llevan más de 30 minutos.
  3. En las esperas. Mientras esperamos nuestro turno en la sala de espera del médico, en la oficina de Correos, en la Agencia Tributaria, mientras llega el tren, el metro o el autobús… Aunque todo está (relativamente) bien organizado, siempre hay un tiempo que nos toca esperar… así que no hay nada mejor que ir siempre acompañado de nuestros libros.
  4. En la playa. Llegan las vacaciones y en nuestra maleta no pueden faltar un par de libros o nuestro lector de libros electrónicos cargado de lecturas. Tanto la playa como una casita en la montaña son lugares en los cuales desconectar y sumergirse en nuestras lecturas.
  5. En las bibliotecas. La biblioteca es una de las principales proveedoras de lecturas para las personas. Ir a la biblioteca a leer o a sacar en préstamo tus próximas lecturas es una de las opciones que bajo ningún concepto podemos olvidar.
  6. En las librerías. Las librerías ponen al alcance de las personas sus colecciones para que estas puedan ojear (y hojear) los libros. Podemos empezar a leer un libro y si nos gusta llevárnoslo (previo pago, por supuesto) o coger un libro que ya leíste para recordar su final o determinado pasaje.
  7. En el parque. Los parques son lugares idílicos para leer. El frescor del césped recién regado, un cómodo banco bajo la sombra de un árbol, la tranquilidad del lugar… Sin duda que uno de los mejores lugares para sacar tiempo para leer.
  8. En las colas. Quizás más complicada la lectura, pero no imposible. En ocasiones pasamos buenos ratos esperando nuestro turno en las colas de los supermercados, en las taquillas del cine, en la entrada de conciertos… Tiempos de espera en los cuales poder aprovechar (y hacer que se nos pase volando el tiempo) con un buen libro.
  9. En el baño. El baño es uno de esos lugares que atraen a la lectura. Tanto si estás sentado en el váter como si estás tomando un baño relajante. Sin duda que un lugar en el cual poder aprovechar nuestros tiempos de lectura.
  10. En casa. Cuando ya se tiene todo hecho en casa y no queda nada más por hacer (aunque bien es cierto que siempre hay algo por hacer) es el momento para relajarse en el sillón o en el sofá, coger un libro y empezar a leer. No enciendas la televisión, tampoco cojas el móvil… sumérgete en tu libro.
  11. En los viajes. En tus viajes no puede faltar, al menos, un libro. Tan esencial y necesario como el cepillo de dientes. Mientras vas en el trayecto de ida o de vuelta como cuando llegas a tu destino, son momentos en los cuales abrir tu libro y empezar a leer.
  12. Antes de dormir. No hay nada mejor para despejar la mente que leer un libro antes de dormir. El cuerpo se relaja y tu mente puede disfrutar al 100% del libro que estás leyendo.

Momento de lectura (por Lara Romero)

Estos son solamente algunos de los momentos y lugares en los cuales aprovechar para leer un libro. ¿Nos cuentas los tuyos?… 🙂

FUENTE y FOTO: COMUNIDADBRATZ.COM

NOTA: TECNOLOGÍAS DASBIEN recomienda no quedarse con la información brindada en esta presentación; recomendamos al amigo lector investigar más, revisar libros, revistas, publicaciones científicas, entrevistas a profesionales, expertos en el tema y enriquecer más su conocimiento sobre el tema; y también si es posible compartirlo con otras personas.

TECNICAS PARA MEJORA LA CAPACIDAD DE LECTURA RÁPIDA

Técnicas para mejorar la capacidad de lectura rápida

Con un poco de práctica, se puede pasar de 250 palabras leídas por minuto a 400, y sin disminuir un ápice la comprensión lectora.

Las técnicas de lectura rápida pueden resultar muy útiles para profesores, estudiantes, blogueros que reseñan varios libros a la semana en su sitio web, lectores profesionales y editores, documentalistas, catalogadores y bibliotecarios…

Es común la creencia de que leer prestando atención a cada palabra que conforma un texto es la manera más eficaz de encarar la lectura. Sin embargo, se trata de una presunción errónea, puesto que está comprobado que leer rápido, siempre que se haga bien, resulta bastante más productivo:
•    se gana tiempo
•    se mejora la comprensión de lo que estamos leyendo
•    es más fácil memorizar, puesto que se aprecia el texto en todo su conjunto
•    es más factible discernir las ideas principales.
Por el contrario, quien se detiene palabra por palabra corre el riesgo de no extraer las conclusiones oportunas, pues se esfuerza demasiado en enlazar significados, así como de perderse en el camino, por lo que la comprensión lectora se ve mermada.

El peor enemigo de la lectura rápida es la falta de práctica. Con un poco de entrenamiento, casi todo el mundo es capaz de duplicar su velocidad de lectura, manteniendo e incluso superando el nivel de comprensión lectora. De media solemos leer unas 250 palabras por minuto, pero con práctica podemos llegar a las 400.

Técnicas para mejorar la capacidad de lectura rápida

Para dominar la lectura rápida hay que entrenarse leyendo mucho y corregir ciertos hábitos que la entorpecen. A continuación encontrarás varios consejos útiles para incrementar dicha habilidad:
•    No leas más rápido de lo que tu capacidad de comprensión permite. Se trata es de enterarse del contenido, no de competir con uno mismo sin resultado alguno.
•    No vocalices, ni en voz alta, ni con silabeo ni con cualquier tipo de sonido o movimiento de labios. Esta costumbre solo consigue adecuar la velocidad de lectura a la de nuestra pronunciación. Leer en silencio multiplica la velocidad, puesto que el cerebro es más rápido que la boca. Tampoco es buena idea utilizar el dedo o un bolígrafo para seguir el ritmo de la lectura.
•    Amplía tu vocabulario con consultas al diccionario cuando no sepas el significado de una palabra. Hacer fichas con términos y su significado y aprenderlos reportará beneficios a posteriori.
•    Presta atención a las palabras e ideas clave del texto.
•    No leas una frase o una palabra que ya hayas leído.

Ejercicios para practicar

•    Durante 15 ó 20 minutos al día, practica la lectura tratando de mejorar la rapidez y la comprensión. Al cabo de tres o cuatro semanas comprobarás que te resulta mucho más fácil.
•    Para medir los resultados, cronometra cuánto tardas en leer un capítulo de un libro y calcula cuántas páginas por hora puedes leer. Apunta los resultados y compáralos semanalmente.
•    Técnica de las tres páginas: escoge tres páginas de un libro. Lee la primera a tu ritmo habitual; la segunda, a toda velocidad, aunque no comprendas nada; lee la tercera página más rápido de lo normal, pero tratando de entender lo escrito.
•    Técnica Skimming: consiste en localizar las ideas principales de un texto pasando la vista por encima. Tan solo interiorizamos las claves de lo que leemos, como si hiciéramos un telegrama mental, prescindiendo de aquellas palabras que no son esenciales para captar la idea.
•    Técnica de la postal: coge una postal o cartulina y colócala bajo la primera línea de un texto, a poder ser extenso. Mientras lees, línea a línea, trata de aumentar la velocidad de lectura según bajas la postal al siguiente renglón. Esto sirve para ampliar progresivamente el campo de visión, pudiendo captar de una ojeada todas las palabras de una línea.

FUENTE y FOTO: CONECTADOS.COM