SIGNIFICADO DE LOS DEPARTAMENTOS DEL PERU

Conoce el significado de los nombres de los departamentos del Perú
Fuente: Revista Virtual Perú Folklórico
Junio 29, 2019

Conocer más del Perú debe ser la meta que todo ciudadano debe tener.
Uno de esos datos curiosos es qué significa “literalmente” cada uno de los nombres de los departamentos del Perú. Entérate en este artículo.

Perú es uno de los destinos preferidos de muchos aventureros, ya que además de lugares cargados de una herencia cultural invaluable y paisajes de ensueño, también destaca por su gastronomía.

En estos tiempos de viajes, aprender la etimología u origen del nombre de los lugares es una ventana para conocer un poco a las personas que vivieron allí hace mucho tiempo. Por ello, la empresa de servicios online elmejortrato.com.pe elaboró un mapa con el nombre literal de los departamentos, basados en las lenguas peruanas. Muchos de estos también llevan el nombre de sus ríos principales.

Este divertido mapa fue creado para que conozcamos qué se esconde detrás de cada nombre.

¿Qué significa el nombre de los departamentos del Perú?

Departamentos del Perú en orden alfabético:

Amazonas: “Rompe canoas” o “rompedor de embarcaciones”, esto por el bravo comportamiento del río. Esta palabra viene de la combinación de palabras nativas. Las palabras de los aborígenes sonaban muy parecido a amazona, por lo que los españoles decidieron llamarlo así en referencia al mito griego de las guerreras amazonas.

Áncash: “Azul”. Esto debido al nombre de un río llamado en quechua “Anqashmayu” que significa río azul.

Apurímac: “Gran hablador”. El nombre viene del quechua que da este significado o “que habla con los dioses”.

Arequipa: “Sí, quédense” o. “Sí, quedáos”. Viene de una tradición donde el inca Mayta Cápac respondió: “Ari, quepay”, que da significado al nombre. Aun así, hay más de un posible origen. Otra versión del origen del nombre de la ciudad es la del padre Blas Valera y la del Inca Garcilaso de la Vega que sostiene que el origen del antiguo nombre proviene de una antigua voz aimara, “ari quepan”, debido a que los nativos llamaban así a un caracol marino cuya concha usaban a “guisa de trompa bélica” y que en castellano significa “trompeta sonora”.
Según el libro “La faz oculta de Arequipa”, del autor arequipeño, Antero Peralta Vásquez, el nombre de Arequipa vendría del aimara Ari-Quepa, que expresa “detrás del cerro”, en alusión al volcán Misti.

Ayacucho: “Morada del alma”. Viene de la palabra “aya” (alma) y “k’uchu” (rincón-morada).

Cajamarca: “Pueblo de espinas”. Esto por la palabra “kashamarka”, el cual le da el significado.

Callao: “Guijarro”. Se cree que se trata de un lenguaje marinero hispano donde dicho término significaba “playa con piedras”, tal como son las playas del primer puerto.

Cusco: “Lechuza”. Se cree que la palabra tiene un origen aimaraico, según el texto del lingüista Cerrón Palomino. Precisamente de la frase “qusqu wanka” que significa “Peñón [donde se posó] la Lechuza”. Esta frase está tomada de la leyenda de los hermanos Ayar. La leyenda dice que Ayar Auca, personaje a quien le habían nacido unas alas, recibe la orden de Ayar Manco (su hermano), de volar y posarse sobre un mojón de piedra. Auca voló y una vez sentando allí se convirtió en piedra, tomando posesión del lugar que hoy es Cusco. Ayar Auca pudo volar porque era un “qusqu” = “lechuza”.
Una etimología totalmente diferente fue propuesta por el Inca Garcilaso de la Vega, quien afirma que el nombre de la ciudad del Cusco, en la lengua particular de los Incas, quiere decir “ombligo de la tierra”. Los filólogos contemporáneos consideran errada la etimología ofrecida por el Inca y, si bien el significado original y la etimología del topónimo aún están en disputa, por lo general aceptan que estos probablemente no son de origen quechua, y consideran la hipótesis aimarista como la más aceptada.

Huancavelica: “Piedra Sagrada”. Viene de la palabra quechua “Wanka Willka”, que le da finalmente el nombre.

Huánuco: “Abonen la tierra”. Tiene bastantes variaciones, una de ellas es de la voz quechua “huanu” que es abono. Cuenta la leyenda que en una ocasión el inca Huayna Cápac recorría esta región, cuando su mujer, la Coya, al observar que unos indios sembraban sus parcelas sin abonarlas previamente, les obsequió un saco de estiércol o guano diciéndoles “Huánuco”, que en castellano significa “abonen la tierra”, con la finalidad de mejorar y aumentar la producción agrícola. Desde entonces, se denomina a este lugar Huánuco.
El cronista Guaman Poma de Ayala, relata que en la región del Chinchaysuyo, particularmente en Huánuco El Viejo, se celebraba una fiesta llamada Uauco, en honor al guanaco, uno de los camélidos sudamericanos más conocidos de nuestra región, y que por este hecho singular, se le denominaría a esta parte de la región como Huánuco.
Para el escritor Enrique López Albújar, el origen del nombre de “Huánuco”, viene de antes de los incas, expresión basada en las noticias de Guaman Poma de Ayala. La palabra Huánuco deriva de Guanuco Pampa, o sea Planicie del Guanaco, auquénido corredor que abundaba en estas áreas geográficas, y que a su vez eran considerados como animales sagrados.

Ica: “Laguna”. La palara viene de “ika” y pertenece a un dialecto Yunga. Se investigó que la raíz de la palabra que es “ik” significa “río”, “pozo”, o “laguna”. Pues Ica antes estaba rodeada de muchas lagunas sobre su suelo que hoy han desaparecido.

Junín: “Llanura”. La voz quechua “junish” que significa “territorio llano” le dio el término.

La Libertad: “La Libertad”, el nombre del departamento en referencia a la libertad del país luego de 1821.

Lambayeque: “Yampallec”. El nombre original no sería nada más que una degeneración de la palabra Naymlamp, dios mítico fundador de la cultura Sicán.

Lima: “Hablador”. Su nombre se debe al río Rímac (pronunciado “Límac” por los nativos), el cual pasa por la capital. Rímac es una palabra que proviene del quechua, que significa “hablador”, motivo por el cual este río es conocido como el Río Hablador. Los colonos españoles al llegar a Perú escucharon a los nativos que indicaban la zona como Rímac e inmediatamente lo asociaron con una palabra conocida para ellos: “Lima” (en referencia al Río Limia que nace en España y luego pasa por Portugal donde se llama Lima).

Loreto: “Lugar poblado de laureles”. Curiosamente su significado viene de una palabra italiana “laretum” que da significado a la frase. En Italia también hay una ciudad con el mismo nombre.

Madre de Dios: “Madre de Dios”. No hay mucha sorpresa en su nombre, solo que lo bautizaron como el río que cruza su territorio. Aunque se dice que los nativos de la zona lo denominaban Amaru Suyu.

Moquegua: “En buena hora de tener una tierra húmeda”. Viene de la voz aimara “Mukiwaa”. Muki= húmedo o mojado, hua=en buena hora y huaa= tierra húmeda.

Pasco: “Pasto”. La palabra viene del latín “pascuum”.

Piura: “Granero”. Viene del término quechua Pirhua que significa también “lugar en el que se almacenan granos”.

Puno: “Desierto en la altura”. Aún no se conoce muy bien el origen de la palabra.

San Martín: “San Martín”. Muchos departamentos reciben el nombre de palabras de los pueblos nativos y otros han sido dados por los fundadores españoles, o como el caso de San Martin que recibe el nombre en homenaje al libertador de Perú, José de San Martin.

Tacna: ” Ladera”. Deriva de la palabra “Taccana”. Los campesinos aymaras de la provincia de Tarata indican que la palabra Taccana significa: “Ladera o terreno ubicado en ladera con andenes y graderías”; así en el valle de Chucatamani existe un lugar con esas características y se llama Taccana se parecen a los que existen en las cabeceras del valle de Tacna.

Tumbes: “Tumpis”. Son los “tumbos” o “tumpis”, un fruto que abundaba en la zona lo que dio nombre a este término.

Ucayali: “Gran río”. Es el nombre que le dieron por el río que lleva el mismo nombre del departamento.

FUENTE Y FOTO: FB CLAUDIA BALLON RODRIGUEZ

NOTA: TECNOLOGÍAS DASBIEN recomienda no quedarse con la información brindada en esta presentación; recomendamos al amigo lector investigar más, revisar libros, revistas, publicaciones científicas, entrevistas a profesionales, expertos en el tema y enriquecer más su conocimiento sobre el tema; y también si es posible compartirlo con otras personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *